[one_half primera]

[/one_half]

[one_half]

[/one_half]

La semana pasada mientras yo preparaba el sermon para hoy, , el Señor trajo una experiencia a mi mente. Realmente fue una experiencia fundamental en mi vida que ocurrió hace 35 años atras. Connie y yo cargamos el U-Haul y nuestro primer bebé y nos dirigimos a Ft. Valor, Texas para ir al seminario de Brite Divinity School en el campus de la Texas Christian University. No tomo demasiado tiempo para mí averiguar que era forastero en tierra extraña. Mis compañeros de clase parecían muy comodos hablando de Soren Kierkegaard, Paul Tillich, Rudolf Bultmann, Agustín, y otros mientras yo me sentia mucho más comodo hablando de Vince Lombardi, Walter Payton, Barry Switzer y el Sooners, y Tom Landry y los vaqueros. Debia haber visto las seniales, pero era joven e ingenuo.

Escribí mi primer artículo. El profesor califico el articulo y los repartío en clase la siguiente semana a todos excepto a mí. Cuando pasaba por mi escritorio dijo, "Sr. Hays, necesito verte en mi despacho después de clase". Mi corazón salto. que hice? Fui a su oficina después de clases. El dijo, "Sr. Hays, No puedo permitirle que continúe en mi clase hasta que usted tome un curso de Inglés de pregrado. Usted puede escribir una oración completa". Entonces, él tiró mi papel frente a mí y parecía como si él se hubiera cortado la muñeca y sangrado todo sobre mi articulo. Volví a nuestro apartamento y le dijo a Connie. Me salgo, desalentado, que ni puedo describirlo a usted. No podía tomar otra clase. Connie y yo tenía tres trabajos entre nosotros y estaba llevando una carga completa de las clases. Connie dijo, "Vamos hablar con él".

Llegamos a nuestra cita. Le expliqué la situación a mi profesor y yo le dije que Connie nunca había tenido una "B" en su vida y estaba dispuesta a ayudarme, pero que no podía tomar otra clase. Connie dijo, "Puedo enseñar a Mike a escribir si me das la oportunidad". El accedió a darnos la oportunidad.

Las clases no fueron fáciles. Mis calificaciones en ese primer semestre no fueron buenas y me sentí como un fracaso total. Le dije a Connie que podía ser entrenador de fútbol y compartir de Cristo a niños, pero no pensé que podía seguir en el seminario más. Sentí que debía contarle al pastor que trabajo tan duro para que yo entrara ahi y dejarle saber lo que pasaba así que lo llamé. Literalmente tomo su auto y condujo desde Duncan, Oklahoma a Ft. Worth. Valio la pena . Él me llevó al Plano, Texas para hablar con el Dr.. David Darnell. David fue muy alentador. Yendo al punto, me dijo que me contrataría como su Pastor de jóvenes si me quedaba en el seminario. Salí de la reunión animado, aunque todavía no estába seguro que el seminario fuera para mí.

Estaba luchando, luchando con que debia hacer. Si dejaba el seminario entonces habría fracasado, pero si me quedaba en el seminario yo sabía que iba a reprobar . En mi mente tenia la idea que iba a ser un fracaso de todas maneras . No quería llamar al Dr.. Darnell hasta que supiera con certeza, pero no estaba seguro. Entonces una noche, después de Connie había ido a la cama, Estaba leyendo la palabra de Dios cuando vi,

13 ...»Todo el que invoque el nombre del Señor, será salvo.» 14 Cómo, entonces, invocarán a aquel en quien no han creído ? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15 Y cómo predicarán si no son enviados? Como está escrito:, «Cuán hermosos son los pies de los que traen buenas noticias!» (Romanos 10:13-15 NIVO)

Fue como si esas palabras fueron escritas para mí. Sabía que a pesar de que no había evidencia que iba a hacerlo, Dios me mostro que me quedara y terminara. Llama al Dr.. Smith y le dije. Llama al Dr.. Darnell y dile que tomare el trabajo. Me quedé y no fue nada fácil, pero el Señor me sostuvo. Me prestó lo que necesitaba. Me dio a una esposa brillante que podría escribir una oración completa y estaba dispuesta a enseñarme cómo hacer yo lo mismo. Me dio a un maravilloso mentor en República Dominicana. Darnell, quien me animó y me enseñó cosas que nunca aprendí en el seminario.

Aprendí una gran lección que nunca olvidaré mientras viva. Dios no nos abandona en nuestros fracasos. No, El utiliza nuestros fracasos para traernos hacia el, nos enseña a confiar en él y no en nosotros mismos. Vamos a leer nuestra escritura de esta mañana y conocerás a otro hombre que aprendió la misma lección mucha antes que yo.

1 Después Jesús se apareció otra vez a sus discípulos, por el mar de Tiberíades. Sucedió de esta manera: 2 Simón Pedro, Tomas (llamado Dídimo), Natanael de Caná de Galilea, los hijos de Zebedeo, y otros dos discípulos estaban juntos. 3 «Me voy pescar,» Simon Pedro les dijo, y ellos dijeron:, «Nos iremos contigo.» Entonces ellos salieron y se metieron al barco, pero aquella noche no cogieron nada. 4 Temprano en la mañana, Jesús estaba parado en la orilla, pero los discípulos no se dieron cuenta que era Jesús. 5 Él llamó a los, «Amigos, tienen algo de comer?» «No,» ellos respondieron. 6 El dijo, «Lanzen su red a la derecha del barco y encontraran algunos.» Cuando lo hicieron, no fueron capaces de transportar la red debido al gran número de peces. 7 Entonces el discípulo a quien Jesús amaba dijo a Pedro, «Es el Señor!» Tan pronto como Simon Pedro le oyo decir, «Es el Señor,» él se puso su ropa (porque él se había despojado de ella) y saltó en el agua. 8 Los otros discípulos en el barco, remolcaron la red llena de peces, porque no estaban lejos de la orilla, unas cien yardas. 9 Cuando descendieron a tierra, vieron un fuego y un pez encima de las brasas, y pan. 10 Jesús les dijo:, «Traer algunos de los peces que acaba de pescar.» 11 Simon Pedro subio a bordo y arrastró la red a tierra. Estaba llena de peces grandes, 153, pero aun con tantos la red no fue rasgada. 12 Jesús les dijo:, «Venir y tomar el desayuno.» Ninguno de los discípulos se atrevió a preguntarle, «Quién es usted?» Sabían que era el Señor. 13 Jesús vino, tomó el pan y les dio, y lo mismo con los peces. 14 Esta era ahora la tercera vez que Jesús apareció a sus discípulos después de que él fue levantado de entre los muertos. (Juan 21:1-14 NIVO)

"Esta fue ya la tercera vez que Jesús apareció a sus discípulos después de que él fue levantado de entre los muertos". La primera vez que apareció fue a todos los discípulos excepto a Tomas. La segunda vez que Tomas estaba con los discípulos, Jesús vino especificamente a Tomas. Esta tercera aparición fue en otro lugar diferente, en el Mar de Galilea, y había siete de los seguidores de Jesús presente. Quiero que centremos nuestro tiempo en Simon Pedro. Tomas puede haberse negado a creer a los discípulos cuando le dijeron que Jesús estaba vivo, pero Simon Pedro había fallado miserablemente a Jesús. Él había negado que conocía a Jesús, incluso, cuando Jesús más lo necesitaba. Lo que hizo aun peor fue la manera arrogante de como Pedro proclamo, que si todos los otros discípulos negaran a Jesús, él nunca lo haria. Veamos en Mateo 26:31-33 y yo te voy a mostrar lo que estoy hablando.

31 Entonces Jesús les dijo, «Esta misma noche todos caerán por por cause de mí, porque escrito está:: » Heriré al pastor, y las ovejas del rebaño serán dispersadas.’ 32 Pero después que yo resucite, Yo iré delante de vosotros a Galilea.» 33 Pedro respondió:, «Incluso si todos caen a causa de ti, Nunca te negare.» (Mateo 26:31-33 NIVO)

Te imaginas las miradas en las caras de los otros discípulos? Amigos de Pedro? Juan nos dice que Pedro le dijo a Jesús, "Yo pongo mi vida por ti." Vamos a Juan 13:36-38 y vamos a leer juntos.

36 Simon Pedro le preguntó, «Señor, A dónde vas?» Jesús le respondió:, «Donde voy, tu no puedes venir ahora, pero tu irás más tarde.» 37 Pedro preguntó a, «Señor, por qué no puedo ir ahora? Pondré mi vida por ti.» 38 Entonces Jesús le respondió:, «Realmente pondrias tu vida por me? Te digo la verdad, antes de que el gallo cante, tu me negaras tres veces! (Juan 13:36-38 NIVO)

Incluso negar que él conocia a Jesús habría sido bastante difícil de lidiar, pero cuando vemos todas las cosas que había dicho Pedro, literalmente frente a Dios y a todos, era demasiado para soportar. Volvamos a nuestra escritura para esta mañana.

Los discípulos se habían trasladado de Jerusalén a Galilea. Simón Pedro, Tomas, Nathanael, Santiago, Juan, y otros dos discípulos descendieron al mar de Galilea o mar de Tiberias, como dice Juan. Pedro dijo:, "Voy pescar." Algunos maestros de la Biblia dicen que Pedro fue a pescar mientras hacia el tiempo hasta que llegara Jesús, pero me parece difícil de creer al leer el capítulo entero. John MacArthur escribe,

Pedro era un hombre impulsivo, no se quedaba de brazos cruzados por mucho tiempo. Él no estaba sugiriendo que hicieron pesca recreativa para pasar el tiempo, pero algo estaba declarando que él estaba regresando a su vida anterior. (MacArthur, Juan. El Comentario MacArthur del Nuevo Testamento: Juan 12-21. pg. 390)

Dr. MacArthur señala algo muy interesante que quiero compartir con ustedes. En Juan 16:32, Jesús dijo a sus discípulos,

32 «Pero la hora viene,, y ha llegado, cuando ustedes serán dispersados, cada uno a su casa. Ustedes me dejarán solo. Sin embargo, no estoy solo, mi padre está conmigo. (Juan 16:32 NIVO)

La palabra, "hogar," ha sido añadido por la mayoría de los traductores, pero literalmente se lee, «su propia.» La palabra griega, "?????" (idios) significa "perteneciente a si mismo,"o"de uno propio." La palabra aparece 48 veces en el griego del nuevo testamento, aparece dos veces en 1 Tesalonicenses 4:11. Lean conmigo.

11 Que sea su ambición de llevar una vida tranquila, mantenerse en sus propios negocios y trabajar con las manos, como te dije, 12 para que su vida diaria puede ganar el respeto de los de afuera y para que no seas dependiente de nadie. (1 Tesalonicenses 4:11-12 NIVO)

La versión estándar inglesa lo traduce, "permanece en tus propios asuntos."Jesús predijo que sus discípulos serian dispersados y volverian a lo que estaban acostumbrados, Pedro estaba familiarizado con la pesca, era lo que sabía hacer. Cuando los tiempos son duros y la incertidumbre parece ser lo único cierto que tenemos, somos tentados a regresar a lo que estamos más familiarizados a hacer. La historia de Pedro no es nada nuevo. Te acuerdas de los esclavos hebreos que fueron liberados por Dios, dirigidos por Dios hacia fuera en el desierto, y luego querían volver? Vengan conmigo al libro de Números 14:1-3 y dejenme refrescar vuestra memoria.

1 Esa noche toda la gente de la comunidad levantó su voz y lloró en voz alta. 2 Todos los israelitas se quejaron contra Moses y Aaron, y les dijo toda la Asamblea, «Si tan sólo hubiéramos muerto en Egipto! O en este desierto! 3 Por qué nos trae Jehová a esta tierra sólo para dejarnos caer por la espada? Nuestras esposas e hijos seran saqueados. No sería mejor regresar a Egipto?» (Números 14:1-3 NIVO)

Estoy muy contento de que el Señor no les permitio volver. Estoy tan feliz que el Señor me impidió volver a lo que yo estaba más familiarizado, más cómodo durante un incómodo periodo de mi vida. Estoy muy contento que el Señor intervino en la vida de Pedro tambien. Vamos a poner esto en escena. Pedro, un pescador profesional, un hombre que conocía el mar de Galilea como la palma de su mano decidió volver a lo que él sabía hacer mejor. Los otros discípulos, algunos de los cuales eran también pescadores, decidieron unirse a él. Juan nos dice que estubieron toda la noche y no pescaron nada. Juan nos dice esto,

4 Temprano en la mañana, Jesús estaba parado en la orilla, pero los discípulos no se dieron cuenta que era Jesús. 5 Él llamó a los, «Amigos, tienen algo de comer?» «No,» ellos respondieron. (Juan 21:4-5 NIVO)

Ante todo, realmente crees que Jesús necesitaba decirles que no habían pescado nada? No lo creo. Después que le respondieron a Jesús, Les dijo echen sus redes en el lado derecho del barco. Juan nos dice esto,

6 El dijo, «Lanzen su red a la derecha del barco y encontraran algunos.» Cuando lo hicieron, no fueron capaces de transportar la red debido al gran número de peces. (Juan 21:6-7 NIVO)

Es una historia potente con tantas clases para usted y para mí. Pedro era un pescador. Él sabía lo que estaba haciendo, sin embargo, el no cogio nada. Jesús no era un pescador, pero le dijo a Pedro dónde pescar y al instante se cargó la red con peces. Pedro aprendió al instante…escucha a Jesús en todo y antetodo, incluso si crees que sabes más que él sobre el tema.

Hay una lección más, pero para entenderlo hay que recordar un incidente anterior que ha pasado en la vida de Pedro. Si vuelven conmigo a Lucas 5, Quiero llevarte a cuando Pedro tomó la decisión de seguir a Jesús. Vamos a leer juntos a partir de Lucas 5:1.

1 Un día Jesús estaba parado el lago de Genesaret, con la multitud alrededor de él y escuchaba de la palabra de Dios, 2 vio dos barcos en el borde, dejados allí por los pescadores, que lavaban sus redes. 3 Él se metió en uno de los barcos, uno perteneciente a Simon, y le dijo que lo pusiera mas adentro del agua. Luego se sentó y enseño a la gente desde el barco. 4 Cuando él hubo terminado de hablar, le dijo a Simon, «entra mas adentro, y deja caer las redes para pescar.» 5 Simón respondió:, «Maestro, he trabajado duro toda la noche y no he pescado nada. Pero porque tu lo dices, Echaré las redes.» 6 Cuando lo habían hecho, cogieron un gran número de peces asi que sus redes comenzaron a romperze. 7 Entonces les hicieron seña a sus compañeros que estaban en otro barco para que vinieran a ayudarles, y vinieron y llenaron los dos barcos y estaban tan llenos que comenzaron a hundirse. 8 Cuando Simon Pedro vio esto, cayó de rodllas a Jesús’ y dijo, «Apartate de mí, Señor; Soy un hombre pecador!» 9 Porque él y sus compañeros, quedaron asombrados por la cantidad de peces que habian pescado, 10 y Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, companeros de Simon. Entonces Jesús dijo a Simón, «No tengas miedo; de ahora en adelante serás pescador de hombres.» 11 Así que ellos llevaron sus barcos a la orilla, dejaron todo y le siguieron. (Lucas 5:1-11 NIVO)

Una de las lecciones que he aprendido esta semana es esta: Dios te hizo para un propósito. Te ha dotado de ciertas capacidades. Él te ha elaborado con precisión, propensiones, peculiaridades, competencias, y la promesa. Usted puede tomar todo lo que él ha creado dentro de ti y puede hacer un sin número de cosas con lo que el te ha dado, pero no te engañes porque él te ha creado para un propósito. Estoy seguro de que Pedro era un gran pescador, aunque no llegamos a esa conclusión leyendo los Evangelios. Parece que cada vez que él está en un barco no atrapa nada. Él fue creado para pescar, pero a personas.

Una y otra vez encontramos en las Escrituras talentos que Dios le dio a las personas para hacer el proposito para lo que fueron creadas. Cuando hablamos acerca de los "regalos" de Dios y el "llamado", nosotros, automaticamente, pensamos que es un "trabajo de la iglesia" sin duda., los que enseñan y sirven en el Ministerio de la iglesia están dotados tanto de talentos como llamados a hacerlo. Pablo escribió a los Efesios y dijo,

11 Fue él quien dio algunos como apóstoles, a otros, profetas, a otros, evangelistas, y otros, pastores y maestros, 12 para preparar a los santos para la obra del ministerio, para que el cuerpo de Cristo sea edificado 13 hasta que todos lleguemos a la unidad en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios, a un varón, perfecto, a la medida de la plenitud de Cristo. (Efesios 4:11-13 NIVO)

Quedamos cortos tratando de entender los caminos de Dios si nosotros limitamos sus dones y llamado a lo que sucede en la iglesia. Pablo escribió a la gente de Corinto y les aseguraron...

4 Hay diferentes dones, pero el Espiritu es el mismo. 5 Hay diferentes clases de servicio, pero el Señor es el mismo. 6 Hay diferentes tipos de trabajo, pero el mismo Dios trabaja en todos ellos. (1 Corintios 12:4-6 NIVO)

Eres un dotado grupo de gente. Hay tantas cosas que puedes hacer, pero lo que Dios te ha llamado a hacer? Tenemos muchos jóvenes iran de vuelta a la Universidad. Algunos que están entrando en su último año de secundaria y tratando de averiguar qué quieren hacer con el resto de su vida. Los estudios demuestran que muchos jóvenes deciden sobre un carrera que les pagará la mayor cantidad dinero. Jóvenes, no hay duda en mi mente que ustedes pueden hacer esos trabajos que les traerá más dinero, tal vez ese es el Ministerio para el que él te ha llamado , pero quiero animarlos a buscar lo que Dios les ha llamado a hacer independientemente del salario. Cualquier camino que él te está guiando a seguir, quiero que sepas que es él quien te ha dotado con esos dones y te ha llamado. No renuncies cuando se ponga dificil. No renuncies cuando falles. Usa tus dones para honrarlo y bendecir a su pueblo.

Pedro no pudo. Él había seguido a Jesús durante tres años y aun asi, incluso, el negó a Jesús cuando las cosas pusieron tensas. Él fue de nuevo al mar de Galilea, a lo que él sabía que podía hacer, pero él no pudo. Él había pescado toda la noche y no cogio nada…hasta que Jesús le dijo a donde debia pescar. No hay duda en mi mente que Jesus podria haber intervenido antes de que Pedro pasara toda la noche sin pescar nada , pero Pedro hubiera perdido la mayor lección de todas. Cuando hacemos las cosas, cuando nosotros vivimos la vida como queremos vivirla, haciendo lo que queremos hacer en lugar de vivir el propósito de Dios para nuestra vida, nuestros esfuerzos serán infructuosos, nuestras redes estarán vacías.

El fracaso es una experiencia común para todas las personas, pero para aquellos de nosotros que seguimos a Jesús, nuestros fracasos pueden servir como un recordatorio, una oportunidad de formación, enseñandonos y recordandonos una y otra vez que debemos permanecer en Jesús, confiar en Jesús, y ser dirigidos por Jesús cada paso del camino. Jesús dijo a sus discípulos,

5 «Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. Si un hombre permanece en mí y yo en él, él dará mucho fruto; separados de mí no podéis hacer nada. (Juan 15:5 NIVO)

Qué hay de usted? Tus faltas te han descarrilado, te han hecho ver como un fracaso? Quiero animarlos esta mañana que el Señor sabe todas la veces y maneras que has fallado. Más que eso, El quiere tomar tus fracasos y usarlos para enseñarte que tu no estas capacitado en ti mismo. Simplemente no tienes lo que se necesita mi amigo, pero lo hace. ¿No es una buena noticia? Él hace y quiere invitarte esta mañana a seguirlo a El? Harias esto ahora mismo?

Mike Hays

Britton Christian Church

922 NW 91a

OKC, OK. 73114

Agosto 13, 2017

«Pescando’ Cualquier pez?»
Juan 21:1-14
Etiquetado: