Unidad en tiempos de DesacuerdoDurante dos semanas hemos estado dando un vistazo a los primeros siete versículos de Romanos 13. Hemos tomado nuestro tiempo tratando de entender esta importante sección de la palabra de Dios, porque es fundamental que lo hagamos. Hemos llegado a entender la autoridad dada por Dios y el propósito de la autoridad de aquellos que sirven como "ministros" de Dios en el gobierno. La semana pasada, nos dieron un buen agarre en la responsabilidad que Dios ha puesto a nuestros pies: debemos someternos a los que gobiernan sobre nosotros. Nuestra presentación se traduce en nuestro hacer lo que es "bueno" y evitar lo que es "malo". Debemos obedecer las leyes de la tierra. Hemos de honrar a nuestros líderes, no calumniar ellos, y pagar nuestros impuestos.

Esta semana vamos a echar un último vistazo a este importante sector de la Palabra de Dios. Esta semana quiero que tratamos de entender cuando, si alguna vez, debemos negarse a someterse a lo que nuestros líderes nos piden. ¿Qué tal si empezamos por echar un vistazo a nuestra Escritura de nuevo? Venga conmigo a Romanos 13:1-7.

1 Todos se deben presentar a las autoridades superiores, porque no hay autoridad sino lo que Dios ha establecido. Las autoridades que existen han sido establecidas por Dios. 2 Por Consecuencia, quien se rebela contra la autoridad se rebela contra lo que Dios ha instituido, y aquellos que lo traerá juicio sobre sí mismos. 3 Para gobernantes no mantener ningún terror para quienes lo correcto, pero para aquellos que mal. Quieres ser libre del miedo de la autoridad? Luego hacer lo correcto y te felicito. 4 Porque él es siervo de Dios para hacerle bien. Pero si haces lo malo, tener miedo, para él no lleva la espada para nada. Él es siervo de Dios, un agente de la ira para traer castigo sobre el malhechor. 5 Por lo tanto, es necesario presentar a las autoridades, no sólo debido al posible castigo sino por conciencia. 6 Esto es también por qué usted paga impuestos, las autoridades son siervos de Dios, que dan su tiempo completo a los rectores. 7 Dar a cada uno lo que le debe: Si debe impuestos, pagar impuestos; Si ingresos, entonces ingresos; Si el respeto, a continuación, respecto; Si honrar, a continuación, honor. (Romanos 13:1-7 NIV)

A lo largo de la historia podemos encontrar la ilustración tras ilustración de las personas que se rebelan contra las injusticias de los gobiernos. Nuestro propio país, los Estados Unidos de América, vino a ser a través del rechazo de la regla de los británicos sobre las trece colonias. La Guerra de la Independencia, o Guerra de la Independencia, duró desde 1775-1783 Cuando, después de la guerra, los estadounidenses y los británicos firmaron un tratado de paz en París, Francia.

Si vamos a saltar hacia adelante 200 años, el año 1989 fue un año monumental para la caída de gobiernos injustos. Nada menos que seis gobiernos fueron derrocados desde dentro. La mayoría de ustedes estaban vivos de nuevo en 1989 así que tal vez usted recuerda el día en que el Muro de Berlín cayó. Lo que no saben es que uno de los factores que contribuyeron a la caída de la Alemania del Este fue el mover de Dios a través del Cuerpo de Cristo. En cristiano Fuhrer principios de los años 80, el párroco de San. Nikolai Iglesia Evangélica Luterana comenzó a celebrar servicios religiosos semanales para la paz en la iglesia.

En octubre 1989, en el 40 aniversario del ascenso de los comunistas al poder, el gobierno reprimió a los manifestantes. En Leipzig, la casa de St. Iglesia Nikolai, el santuario estaba lleno de gente rezando. Cuando el servicio de oración había terminado, 70,000 personas marcharon por las calles de la ciudad como soldados observaban, pero no atacar. Guía Pastor, en un artículo en EE.UU. Hoy en día de noviembre de 2009, dijo,

'En la iglesia,'Said Guía, 'La gente había aprendido a convertir el miedo en coraje, para superar el miedo y la esperanza, tener la fuerza. Ellos vinieron a la iglesia y luego empezaron a caminar, y puesto que no hicieron nada violenta, la policía no les permitió tomar medidas. [Los funcionarios alemanes del Este] dijo, "Estábamos listos para cualquier cosa, a excepción de las velas y la oración. " (Alfarero, Deborah. "La iglesia que ayudó a derribar el Muro de Berlín." EE.UU. Hoy 5 Noviembre 2009.)

Un mes después de que las personas llenaron las calles, en noviembre 9, 1989, el muro de Berlin, separación Berlín Oriental y Occidental descendieron. La Iglesia que se arrodilló en oración y se mantuvo fuerte frente a la opresión gubernamental es la misma Iglesia que trabajó para la bendición de la nación y la conversión de los que habían causado el sufrimiento. Déjeme darle un ejemplo de lo que estoy hablando.

Uwe Holmer comenzó a estudiar teología en 1948 y se convirtió en un pastor. Pastor Holmer llevó una pequeña comunidad cristiana para los discapacitados mentales, los ancianos, y los que sufren de epilepsia a las afueras de Berlín Oriental. La religión fue tolerada, pero no dio la bienvenida en la Alemania Oriental comunista tan Pastor Holmer se encontró a menudo en desacuerdo con los dirigentes de su país. Los ataques incluyeron ocho de sus diez hijos se les niega la educación superior por el Ministro de Educación, Margot Honecker, la esposa del gobernante de la Alemania del Este, debido al compromiso de Uwe a Jesucristo.

Erich Honecker fue el hombre que fue responsable de la construcción del Muro de Berlín. Cuando cayó el muro, Erich Honecker fue depuesto como gobernante de la Alemania del Este y él salió de su oficina como el hombre más odiado en toda Alemania. Él era físicamente enferma y débil cuando fue destituido de su cargo. Tenía problemas renales, sufría de cáncer, y necesitaba ayuda. Él y su esposa, Margot, tuvo que abandonar la residencia oficial, pero no había lugar para ellos ir. El Partido Comunista dio la espalda a ellos. Su propia hija no tardarían en. Sin lugar a donde ir y nadie se encuentra a quién le importaba, ayuda finalmente llegó para el Honecker's-Pastor Uwe Holmer y su esposa.

El hombre que había perseguido Pastor Holmer, había aprovechado su teléfono, negado su solicitud de viajar para que pudiera asistir al funeral de su padre, había supervisado su correo, y su familia acosada-perseguidor ahora estaba siendo ayudado por la que él había perseguido. Pastor Holmer tenía todas las razones para odiar a Erich Honecker, pero él no lo haría. La mujer, Margot Honecker, quien había negado los niños del Pastor Holmer una educación, ahora estaba siendo enseñado sobre el amor de Jesús como le dieron Pastor Holmer y su esposa una casa en su momento de necesidad.

Pastor Holmer y su esposa entendieron que Jesús quería que amar a sus enemigos. ¿Quién podría haber sido un enemigo mayor que Erich Honecker y Margot? Así, que ellos se mudaron a su casa en enero 31, 1990. Nadie aplaudió su decisión. Sus amigos no entendían por qué lo harían. El público respondió con protestas fuera de su casa, su teléfono sonó de la pared con la gente enojada en el otro extremo, se hicieron amenazas de bomba, y la policía dijo que no podían garantizar la seguridad del Holmer. Miembros de la Iglesia amenazaron con detener sus donaciones. Pastor Holmer escribió una carta al periódico local explicando sus acciones. En la carta que escribió,

"En Lobetal," el escribio, "Hay una escultura de Jesús invitando a la gente a sí mismo y el amor de, "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.’ Se nos ha mandado por el Señor Jesús a seguirle y recibir a todos los que estáis trabajados y cargados, en espíritu y en cuerpo, pero especialmente las personas sin hogar ... Lo que Jesús preguntó a sus discípulos a hacer es igualmente obligatoria para nosotros.»

Qué es lo que convence a un hombre que ha sido tratado tan injustamente, que ha visto a su amado país diezmado por un "ministro del gobierno" se volvió traidor a la misión dada por Dios? Ciertamente no fue el espíritu humanitario que llevó Uwe Holmer y su esposa a arriesgarlo todo para que puedan cuidar de su enemigo. No encontraron ningún tipo de ayuda en el manual de los comunistas, pero se encontraron con la orientación y la fuerza en la Palabra de Dios. Es por esto que sigo diciendo que necesitamos desesperadamente estas lecciones de Romanos 13. Cuando el día viene cuando hay que ponerse de pie en lugar de ir a lo largo tendremos que seguir llevando más que la mentalidad del Señor de las masas.

Quiero reconocer que en Romanos 13:1-7 nos encontramos con ningún precedente para siempre rebelarse contra los que gobiernan sobre nosotros. Eso ha llevado a algunos a rechazar la enseñanza de Pablo, pero en lugar de rechazar lo que Pablo ha escrito que nos animaría a tomar en serio lo que Pablo ha escrito y utilizarlo como base para un mayor estudio de la Palabra de Dios. Al escudriñar todo el consejo de Dios, el otro 65 libros de la Biblia, a continuación, encontrará ejemplos de los que se pusieron de pie a los que gobernaban sobre ellos. ¿Qué los llevó a rebelarse? Si podemos descubrir una respuesta a esa pregunta, entonces creo que podemos conseguir un salto en la comprensión cuando podríamos ser guiados por Dios para decir, “No!"A los que gobiernan sobre nosotros.

Hacia conmigo Daniel 3:12-18 y déjame mostrarte un ejemplo. La mayoría de ustedes probablemente han oído hablar de la historia de Sadrac, Mesac, y Abednego tres chicos jóvenes judíos que servían al rey de Babilonia, mientras estaban en el exilio. El rey Nabucodonosor había exigido que todos sus súbditos adoran a sus dioses. Incluso se creó una enorme estatua de oro y exigió que todas las personas se inclinan y adoran. Los chicos judíos no podían hacerlo y se corrió la voz sobre su desafío. Vamos a leer las Escrituras juntos, donde algunos de los funcionarios de Nabucodonosor le trajo la noticia.

12 Pero hay algunos Judios que has puesto sobre los negocios de la provincia de Babilonia–Sadrac, Mesac y Abed-nego–que pagan ninguna atención, Oh rey. Ellos no sirven a tus dioses ni adoran la estatua de oro que has levantado.» 13 Lleno de ira, Nabucodonosor convocó a Sadrac, Mesac y Abed-nego. Así que estos hombres fueron llevados ante el rey, 14 y Nabucodonosor les dijo:, «Es verdad, Sadrac, Mesac y Abed-nego, que no servís a mis dioses ni adoráis la estatua de oro que he levantado? 15 Ahora, cuando usted oye el sonido de la bocina, flauta, cítara, lira, arpa, tuberías y todo tipo de música, si usted está a punto de caer y adore la estatua que he hecho, muy buena. Pero si no la adoráis, serás arrojado de inmediato a un horno ardiente. Entonces, ¿qué dios será aquel que os libre de mis manos?» 16 Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey, «Nabucodonosor, no necesitamos para defendernos ante ustedes en este asunto. 17 Si se nos arroja al horno en llamas, el Dios que servimos es capaz de salvarnos de ella, y él nos librará de la mano, Oh rey. 18 Pero incluso si no lo hace, queremos que sepas, Oh rey, que no serviremos a tus dioses ni adoraremos la estatua de oro que has levantado.» (Daniel 3:12-18 NIV)

¿Por qué los chicos no someterse a la autoridad del Rey? Él quería que ellos adoran a algo distinto de Dios. Estoy bastante olvidadiza, pero yo no recuerdo que cubre que cuando estábamos buscando en las responsabilidades de los que nos gobiernan, verdad? Dios hizo las cosas bastante claras cuando dio los Diez Mandamientos a Moisés en el Monte. Sinaí. El dijo, 3 «No tendrás otros dioses delante de mí ". (Éxodo 20:3 NIV)

No es la otra cara de esta historia. Si usted va a dar vuelta conmigo a Daniel 6:7-11. En la historia de Sadrac, Mesac, y Abed-nego el rey ordenó a sus súbditos a "hacer" algo que los tres jóvenes no podían hacer. En esta historia nos encontramos con la orden del rey a sus súbditos a "abstenerse de hacer" algo. Escuchar y vamos a ver qué podemos aprender.

7 Los administradores reales, prefectos, sátrapa, consejeros y gobernadores de todos han coincidido en que el rey debe emitir un edicto y hacer cumplir el decreto que quien reza a cualquier dios u hombre durante los próximos treinta días, excepto a ti, Oh rey, serán arrojados a los leones’ la. 8 Ahora, Oh rey, expedir el decreto y lo puso por escrito de modo que no puede ser alterado–de conformidad con las leyes de los medos y los persas, que no puede ser derogado.» 9 Entonces el rey Darío puso el decreto por escrito. 10 Cuando Daniel supo que el decreto había sido publicado, se fue a casa a su dormitorio, cuyas ventanas se abrían hacia Jerusalén. Tres veces al día en que se puso de rodillas y oró, dando gracias a su Dios, tal como lo había hecho antes. 11 Entonces estos hombres fueron como grupo y encontraron a Daniel orando y pidiendo ayuda a Dios. (Daniel 6:7-11 NIV)

Para ser justos con el rey, sus compañeros lo habilitaron. Algunos de sus miembros del gabinete estaban celosos de Daniel, sabían que sirvió al Señor y oraron con regularidad, y lo configuran. Esa es una historia para otro estudio. Quiero que se den cuenta de que el gobierno dijo, "No se puede rezar." Daniel no forman una línea de piquete en el palacio del rey para protestar contra el decreto-él simplemente continuó haciendo lo que siempre había hecho, Él oró. Daniel también estaba dispuesto a sufrir las consecuencias de su elección. Se fue a la guarida del león y confió en Dios para el resultado.

Podemos encontrar ejemplos del "debe" y "no debes" edictos en el gobierno de hoy en día, así. En 1979 el gobierno chino implementó la "política de una sola niño" que limita las familias en las zonas urbanas de China para un niño. El gobierno implementó la política para controlar el crecimiento de la nación más grande del planeta. Como resultado, abortos y el infanticidio femenino en China se han disparado. No hay duda en mi mente que Sadrac, Mesac, y Abed-nego diría, "No vamos a ceder a su póliza!"

En nuestro propio país, en Junio 25, 1962, la Corte Suprema tomó la decisión de no permitir que los estudiantes de Estados Unidos para comenzar su día con la oración. El caso, Engel vs. Vitale llevó al Tribunal a examinar la siguiente oración dicho por los niños en las escuelas públicas de Nueva York: "Dios Todopoderoso, reconocemos nuestra dependencia de Ti y pedimos tu bendición sobre nosotros, nuestros padres, nuestros maestros y nuestra nación ". El gobierno dijo, "Usted no va a orar" de hoy en adelante. Daniel habría simplemente inclinó la cabeza y continuó a hacer lo que siempre había hecho. Niños, aquellos de ustedes en la escuela primaria, Escuela secundaria, escuela secundaria, aquellos de ustedes que asisten a la universidad, les animo a seguir los pasos de Daniel y comenzar cada día escolar por reconocer su dependencia de Dios y pedir su bendición sobre tus padres, profesores, nuestros líderes, y nación.

Vayamos al Nuevo Testamento y echar un vistazo a otra prohibición. Pedro y Juan estaban compartiendo el Evangelio con los de Jerusalén, que estaban sanando a los enfermos en el nombre de Jesús, y las autoridades no les gustó. En Hechos 4:18-20 leemos.

18 Entonces los llamaron de nuevo y les ordenaron no hablar ni enseñar en el nombre de Jesús. 19 Mas Pedro y Juan respondieron, «Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios. 20 Porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.» (Hechos 4:18-20 NIV)

Pedro y los seguidores de Jesús desafiaron la prohibición de negarse a hablar, incluso el nombre de Jesús, porque Jesús mismo les había dado estas instrucciones en Mateo 28:19-20.

19 Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y he aquí yo estoy con vosotros siempre, hasta el fin de los tiempos.» (Mateo 28:19-20 NIV)

Los seguidores de Jesús no tenían otra opción, sino a hacer lo que Jesús había mandado. Tampoco tenemos una opción. Si se nos dice que no podemos ni siquiera hablar Su nombre, como es el caso en algunos países del mundo, esta misma mañana, entonces tenemos que obedecer a Dios y estar dispuestos a sufrir las consecuencias. En el siguiente capítulo de los Hechos vemos el mismo grupo de seguidores traído de vuelta en ante el Sanedrín. A su vez a los actos 5:27-29 leamos juntos.

27 Después de haber llevado a los apóstoles, los hicieron comparecer ante el Sanedrín para ser interrogado por el sumo sacerdote. 28 «Les dimos órdenes estrictas de no enseñar en ese nombre,» él dijo. «Sin embargo, habéis llenado a Jerusalén de vuestra doctrina, y queréis echar sobre nosotros la sangre de este hombre.» 29 Pedro y los otros apóstoles respondieron: «Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres! (Hechos 5:27-29 NIV)

Podemos fácilmente llegar a la conclusión, observando estos ejemplos, que si nuestro gobierno nos dice que debemos adorar a nadie más que a Dios, entonces tenemos que decir, "Hay que obedecer a Dios!"Si nuestro gobierno dice, "Ya no se puede orar,"Entonces debemos responder, "Hay que obedecer a Dios!"Si nuestro gobierno dice, "Ya no se puede hablar de Jesús: no se puede enseñar la Biblia, compartir su fe, o atribuir sus acciones a su compromiso con Jesús ", entonces debemos decir, "Hay que obedecer a Dios!"

Hay otro ejemplo que tenemos que mirar esta mañana, así que podemos entender que estas no son las únicas razones que tenemos para negarse a someterse a los que gobiernan sobre nosotros. Si usted va a dar vuelta conmigo al libro de Ester. En Ester 3:8-10 leemos en Amán, uno de los sirvientes rey Jerjes, conspirado para tener los Judios en Persia aniquiladas de salida. Convenció al rey que estaba en el mejor interés de la nación para erradicar la nación de Judios lo más rápido posible. El rey se fue junto con él y firmó el edicto. Una fecha fue elegida cuando los Judios serían aniquilados.

Esther, una joven judía, había sido elegido para ser la reina de Jerjes en un sorprendente giro de los acontecimientos. Esther tenía un primo llamado Mardoqueo que era mayor que ella y mucho más políticamente astuto entonces Esther. Cuando él se enteró del complot de Amán se enteró a través de sus sirvientes Esther. Esther envió Hatac para visitar con Amán quien a su vez le dio una copia del edicto e instó a Esther que hacer algo. Esther tenía dudas porque sabía que si introdujo la presencia del rey sin haber sido citados que usted podría morir. En Ester 4:12-14, nos encontramos con el mensaje de Mardoqueo envió de vuelta a su primo, Esther.

12 Cuando se informó de las palabras de Ester a Mardoqueo, 13 él envió esta respuesta: «No piense que porque usted está en la casa del rey en paz de todos los Judios se escapa. 14 Porque si callas absolutamente en este tiempo, el alivio y la liberación para los Judios surgirán de otro lugar, pero tú y la familia de tu padre pereceréis. Y quién sabe si no has llegado al trono precisamente para un momento como este?» (Esther 4:12-14 NIV)

Esther dijo a Mardoqueo para que todas las personas oran y ella se acercaría al rey. Esther dijo, "Si yo muero, I el ". (Esther 4:16) Larga historia corta, Amán fue colgado en la horca que había preparado para los Judios y los Judios fueron salvadas por las acciones de una mujer que estaba dispuesto a ponerse de pie en lugar de ir a lo largo. Esther habría sido seguro si ella hubiera hecho nada, pero no podía esperar y ver a su gente aniquilados sin al menos intentar hacer algo.

Cuando vemos la injusticia que tiene lugar en nuestra sociedad que afecta a los demás, pero no tiene que ver con nuestra vida día a día, entonces nos sentimos tentados a mantener la boca cerrada. No podemos mantener la boca cerrada. Tenemos que hablar, pero hay que hablar de una manera que puede ser escuchado. No hemos de ser irrespetuoso o agresivo. Tampoco estamos a mantener la boca cerrada.

En la Alemania nazi había un grupo de pastores que vio lo que hacía Hitler y comenzaron a hablar en contra de Hitler. Dietrich Bonhoeffer y Martin Neimoeller son dos de los pastores más conocidos que estoy hablando acerca de. Neimoeller fue encarcelado en un momento de su desafío a los nazis. Otro ministro fue a visitarlo y le recordó que podía ser puesto en libertad si sólo mantendría la boca cerrada acerca de ciertos temas. El pastor le preguntó, "Así que ¿por qué estás en la cárcel?"El pastor respondió Neimoeller, "Por qué no estás en la cárcel?"

Demasiados cristianos están dispuestos a sentarse y ver a otros tratados injustamente, dispuesto a ver la injusticia destruir la vida de otros, y no pronunciar una sola palabra, porque creen que no afecta a sus vidas. Llegará el día en que mi amigo cuando lo hará. ¿Quién estará allí para hablar a favor de que en ese día? Martin Neimoeller escribió estas palabras.

En Alemania que primero vinieron por los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Luego vinieron por los Judios, y yo no hablé porque no era un Judio. Luego vinieron por los sindicalistas, y yo no hablé porque yo no era sindicalista. Luego vinieron por los católicos, y yo no hablé porque yo era protestante. Luego vinieron por mí - y para entonces ya no quedaba nadie para hablar. (Pastor Martin Neimoeller)

Estamos a someterse a los que nos gobiernan. Debemos orar por ellos, honrarlos, pagar nuestros impuestos, y se niegan a calumniar a ellos. A veces, cuando sus políticas y prácticas van en contra de la Palabra de Dios, hay que decir que se les, "Hay que obedecer a Dios!"Cuando llegue ese momento debemos prepararnos para aceptar cualquier consecuencia ir junto con nuestra decisión. En Lucas 21 Jesús estaba hablando acerca de los eventos que se desarrollará antes de que Él regrese por los suyos. Escuche lo que dijo Jesús,

9 Cuando oigáis hablar de guerras y revoluciones, no te asustes. Estas cosas deben suceder primero, pero el fin no vendrá en seguida.» 10 Entonces él les dijo:: «Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. 11 Habrá grandes terremotos, hambres y pestilencias en varios lugares, y habrá terror y grandes señales del cielo. 12 «Pero antes de todo esto, os echarán mano, y os perseguirán. Ellos os entregarán a las sinagogas ya las cárceles, y seréis llevados ante reyes y gobernadores, y todo por causa de mi nombre. 13 Esto dará lugar a tus siendo testigos de ellos. 14 Pero tomar una decisión que no se preocupen de antemano cómo van a defenderse. 15 Porque yo os daré palabras y sabiduría que ninguno de sus adversarios será capaz de resistir ni contradecir. 16 Usted será entregados por padres, hermanos, familiares y amigos, y matarán a algunos de vosotros a la muerte. 17 Todos los hombres le odian porque de mí. 18 Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá. 19 Por firmes ganarás la vida. (Lucas 21:9-19 NIV)

Jesús no ha regresado todavía, pero todos sabemos que estas mismas cosas están sucediendo en este momento en todo el mundo. Usted y yo no sé lo que depara el futuro para nosotros, durante nuestra vida en los Estados Unidos de América. Si llega el día en que estamos llamados a defender como Pastor Uwe Holmer, Martin Luther King Jr., Martin Neimoeller, o pastor Laszlo Tokes en Rumania ¿Seremos capaces de hacerlo? ¿Vamos a estar de pie y confesar, "Debo obedecer a Dios!"O vamos a retroceder y simplemente ir junto con tal de que no nos afecta?

Prepárese para la tormenta antes de que llegue. ¿Cómo se prepara? gran pregunta! Usted le pide a Jesús que entre en tu corazón, hacerse cargo de la sala del trono de tu vida, y comenzar su obra de moldeo y conformación en el hombre o la mujer que Él desea que usted sea. ¿No le gustaría invitarlo en esta misma mañana?

Mike Hays
Britton Christian Church
922 NW 91a
OKC, OK. 73114
Septiembre 23, 2014
mike@brittonchurch.com

«…Debemos obedecer a Dios!»
Romanos 13:1-7