Una y otra vez en las Escrituras se nos recuerda que hay un costo a pagar por seguir a Jesús. Hay un precio que pagar si queremos seguir fielmente los pasos de nuestro Señor. Jesús dijo:,

24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos, «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. 25 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá;, pero el que pierda su vida por mí, la encontrará. (Mateo 16:24-25 NIV)

20 Recuerda las palabras os hablé,: 'Ningún siervo es más que su amo.’ Si me persiguieron a mí, también os perseguirán también ... " (Juan 15:20 NIV)

Si vamos a seguir fielmente a Jesús y luego sufrimiento seguramente seguirá. Debemos anticipar la persecución de una forma u otra, si vivimos sin vergüenza por la causa del Reino y proclamar la verdad de Dios con la palabra y con las obras. Nos será burlado, reirse de, ridiculizados, despedido, marginados, despedido, o encarcelados si nos negamos a permanecer en silencio. El sufrimiento por la causa del Reino fue parte de la vida de Jesús y el sufrimiento por la causa del Reino era conocido por sus seguidores cuando proclamaron la verdad. A lo largo de la historia de los seguidores de Jesús han pagado un alto precio por la proclamación de la Buena Nueva en las sociedades y comunidades que no quieren oír.

Sufriendo por el privilegio de predicar

Richard Wurmbrand experimentó la presencia de Jesús en su sufrimiento por el privilegio de compartir el Evangelio. Richard nació en 1909 en Bucarest en una familia judía. Su padre murió cuando él tenía nueve años. Como un hombre joven que se sintió atraído por el comunismo después de asistir a una serie de reuniones ilegales del Partido Comunista de Rumania. Richard mostró una gran promesa por lo que fue enviado a estudiar el marxismo en Moscú. Cuando regresó a su casa el año siguiente fue detenido y recluido en la cárcel a causa de su compromiso con el comunismo. Mientras estaba en prisión renunció a su creencia en los ideales comunistas.

En octubre 26, 1936, Richard se casó con Sabina Oster. Dos años más tarde, tanto Richard y Sabina comprometido sus vidas a Jesús cuando un carpintero rumano llamado Wolfkes cristianas compartió el Evangelio con ellos. Richard y Sabina se involucraron en la Misión Anglicana a los Judios. Richard se sumergió en la Palabra de Dios y fue ordenado, primero como anglicano, y más tarde como un pastor luterano.

En 1944, cuando Richard era de unos 30 años, la Unión Soviética ocupó Rumania y Richard comenzó un ministerio para sus compatriotas rumanos ya los soldados del Ejército Rojo. Fue detenido el febrero 29, 1948 en su camino a los servicios religiosos. Pasó tres años en régimen de aislamiento. Su esposa, Sabina, fue detenido en 1950 y pasó tres años en prisión.

Pastor Wurmbrand fue liberado de prisión en 1956 después de casi nueve años. Se le advirtió de no predicar, pero tan pronto como él salió de la cárcel comenzó su ministerio a la iglesia clandestina. Fue arrestado de nuevo en 1959 y fue condenado a 25 años de prisión. Durante su encarcelamiento fue golpeado y torturado porque se negó a dejar de hablar de Jesús. Pastor Wurmbrand dice,

Se prohíbe terminantemente a predicar a otros presos. Se entendió que quien fue sorprendido haciendo esto recibió una severa paliza. Algunos de nosotros decidimos pagar el precio por el privilegio de predicar, así que aceptamos su [los comunistas’ ] condiciones. Fue un acuerdo; hemos anunciado y nos batimos. Estábamos contentos predicando. Estaban felices a golpearnos, así que todo el mundo estaba feliz. (Richard Wurmbrand, Torturado Por Cristo.)

En 1964, Pastor Wurmbrand fue dado amnistía. La Misión de Noruega a los Judios y de la Alianza Cristiana Hebrea negoció con los comunistas y ganó el lanzamiento del pastor por $10,000. Ellos lo convencieron de dejar Rumania y convertirse en la voz de la Iglesia perseguida. Pastor Wurmbrand y su esposa, Sabina, finalmente terminó en los Estados Unidos en el que trabajaban a través de su ministerio "La Voz de los Mártires" para crear conciencia de los muchos seguidores de Jesús en todo el mundo que sufren por la causa del Reino. Tom White, quien vivía con su esposa al lado, en un dúplex de los Wurmbrands, fue muy influenciado por Richard y Sabina. Se cuenta una historia sobre la pasión de Richard por compartir el Evangelio.

Una noche, a través de la pared de nuestra duplex, oímos un gran accidente. Richard, ahora de 70 años, había caído en el piso del baño y se fracturó el cráneo. A la mañana siguiente estaba en su habitación del hospital. Empezó a tirar de su ropa para salir. Las enfermeras frenéticos llegaron a decirle que no podía levantarse. El dijo, "¿Cómo puedo sentarme en la cama con sólo un poco de dolor en mi cabeza cuando se supone que debo hablar en Berlín, donde las personas sufren mucho más que yo?" En el momento, Berlina, Alemania, fue una ciudad amurallada fuera rodeado por el ejército comunista de Alemania Oriental. Él voló a Alemania. (Tom White, Director Ejecutivo de la Voz de los Mártires. Febrero 9, 2001)

Pastor Wurmbrand, así como muchos otros seguidores de Jesús a través de los siglos, experimentado una intimidad con el Señor, un sentido de propósito, y una sensación de claridad en medio de su sufrimiento que ellos dicen que nunca experimentaron durante los momentos de tranquilidad y prosperidad. En nuestra Escritura para hoy, Efesios 3:1-13, veremos la misma intimidad, propósito, y la claridad en la vida del apóstol Pablo. ¿No le gustaría leer conmigo.

1 Por esta razón,, Pablo, prisionero de Cristo Jesús por el bien de ustedes, los gentiles– 2 Seguramente has oído hablar de la administración de la gracia de Dios que me fue dada para usted, 3 es decir, el misterio me dio a conocer por revelación, como ya he escrito brevemente. 4 En la lectura de este, entonces, usted será capaz de entender mi conocimiento en el misterio de Cristo, 5 que no fue dado a conocer a los hombres de otras generaciones como ahora ha sido revelado por el Espíritu a sus santos apóstoles y profetas de Dios. 6 Este misterio es que a través del evangelio a los gentiles son coherederos con Israel, los miembros de un mismo cuerpo, y participantes igualmente de la promesa en Cristo Jesús. 7 Me convertí en un siervo de este evangelio por el don de la gracia de Dios me dado a través del trabajo de su poder. 8 A pesar de que soy menos que el más pequeño de todos los santos, esta gracia que me fue dada: para predicar a los gentiles las inescrutables riquezas de Cristo, 9 y de hacer entender a todos la administración de este misterio, que desde los tiempos eternos se mantuvo oculto en Dios, que creó todas las cosas. 10 Su intención era que ahora, a través de la iglesia, la multiforme sabiduría de Dios se da a conocer a los principados y potestades en los lugares celestiales, 11 conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor. 12 En él ya través de la fe en él podemos acercarnos a Dios con libertad y confianza. 13 Te pido, por lo tanto, no desanimarse a causa de mis tribulaciones por vosotros, las cuales son vuestra gloria. (Efesios 3:1-13 NIV)

Efesios 3 es realmente una oración. Es una oración Pablo ora en nombre de la gente en Efeso, aún, tan pronto como Pablo comienza su oración él se distrae. Abre su oración diciendo, "Por esta razón,, Pablo, prisionero de Cristo Jesús por el bien de ustedes gentiles " (Efesios 3:1 NIV) Tan pronto como Pablo termina de escribir esta frase su mente comienza un nuevo pensamiento y no se sale de nuevo a su oración hasta que lleguemos al verso 14 donde Pablo escribe, "Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre ..." (Efesios 3:14 NIV) Lo que encontramos en los versículos 2-13 es no sólo las divagaciones de un hombre distraído, sino más bien se trata de información de valor incalculable que tiene la intención de consolar y fortalecer a los creyentes en Éfeso. La comodidad y el fortalecimiento vendrían como Pablo les explicó que lo que le estaba pasando, no fue un golpe de mala suerte, no era una circunstancia desafortunada, y tampoco era la victimización de un inocente hombre de todo era parte del plan de Dios. El fortalecimiento y la comodidad provendrían de Paul compartir con los creyentes en Éfeso la verdad del plan eterno de Dios y el propósito de sus vidas. Vamos a ver lo que podemos aprender.

El confort y la fortaleza de la Soberanía de Dios

En Efesios 3:1-13 Pablo explica varias cosas sobre sí mismo que están destinadas a consolar y fortalecer a sus hermanos y hermanas en Éfeso. Echemos un vistazo a algunos de ellos en los próximos minutos. Pablo está en una prisión romana, que había sido prisionero de los romanos durante unos cinco años; dos de los cuales se gastaron en Cesarea antes de que él se trasladó a Roma. Había sido acusado por los judíos de un crimen que no cometió, el delito de tomar gentiles en las zonas prohibidas del Templo. Pablo no estaba enojado con las autoridades romanas, que no tenía deseo de buscar venganza contra los Judios que trataron de matar a él, vio a sí mismo como un prisionero de Cristo Jesús. John MacArthur escribe,

Aunque arrestado por cargos judíos, Pablo no se consideraba un preso de los Judios. Aunque encarcelado por la autoridad romana, él no se consideraba una cárcel de Roma. Aunque había apelado al César, él no se consideraba prisionero de César. Él era un ministro de Jesucristo, comprados por precio;, y dada la misión especial de predicar el evangelio a los gentiles. Por lo tanto, era un prisionero de Cristo Jesús. Hiciera lo que hiciera, y dondequiera que iba estaban bajo el control de Cristo. Sin su consentimiento Señor, que no estaba sujeto a los planes, poder, castigo, o la prisión de un hombre o de gobierno. (MacArthur, Juan. El Comentario MacArthur del Nuevo Testamento. pg. 87)

Pablo no vio su encarcelamiento como un impedimento en su vocación como un seguidor de Jesús; él lo vio como una oportunidad. Pablo escribió cuatro cartas desde la cárcel: Efesios, Filipenses, Colosenses, y Filemón. Muchos maestros de la Biblia creen que todos estos "Prison Epístolas,"O" Cartas desde la prisión,"Fueron escritas desde Roma, donde fue encarcelado dos veces por Pablo, desde 60-62 DC. y de 64-65 DC. En otra de sus cartas desde la cárcel, la carta a la iglesia en Filipos, Pablo escribe,

12 Ahora quiero que sepas, hermanos, que lo que me ha pasado ha servido realmente para avanzar el evangelio. 13 Como resultado, ha quedado claro a lo largo de todo el pretorio, ya todos los demás que estoy encadenado por causa de Cristo. 14 Gracias a mis cadenas, la mayoría de los hermanos en el Señor les ha animado a hablar la palabra de Dios con más valentía y sin miedo. (Filipenses 1:12-14 NIV)

¿Has oído eso? "... Estoy preso de Cristo." ¿Cómo puede un hombre que está sentado en la cárcel sufriendo la injusticia a manos de aquellos que finalmente matarlo decir que está justo en el medio del propósito de Dios para su vida? ¿Cómo puede decir que sus dificultades están sirviendo para el avance de la causa del Reino? Yo puedo responder a esa pregunta para usted. Pablo creía, fue persuadido, él estaba absolutamente convencido de la Soberanía de Dios obrando en su vida si era libre y viajar sobre la tierra o si él estaba sentado en una prisión a la espera de sus últimos días. Si Pablo no hubiera creído en la soberanía de Dios, entonces él tendría que simplemente llegó a la conclusión de que era víctima de la injusticia. En lugar de gastar su tiempo compartiendo el Evangelio y escribir cartas para animar a los seguidores de Jesús a través de la tierra, él hubiera pasado su tiempo sumidos en la depresión y la desesperación tratando de averiguar cómo todo "esto" podría haber ocurrido a él y cómo podía salir de su difícil situación.

No hay duda en mi mente que Pablo compartió esto con la gente en Efeso, así como la gente en Filipos, porque había gente en la iglesia que estaban preocupados por los problemas de Pablo. Simplemente no parece correcto. Si Pablo era un hombre de Dios, entonces ¿por qué iba a través de tantas dificultades? Si Dios realmente amaba Pablo entonces ¿por qué estaba en la cárcel? ¿Por qué la gente tratando de matarlo? Los descendientes de los que habían sido atormentados por los problemas del pueblo de Dios todavía están con nosotros hoy. Pedro escribió a los seguidores de Jesús, y todavía nos habla hoy, con estas palabras.

12 Queridos amigos, No te sorprendas en el doloroso juicio que estás sufriendo, como si algo extraño estaba pasando. 13 Sino regocijaos de que participas de los sufrimientos de Cristo, para que ustedes puedan ser felices cuando su Gloria sea revelada. 14 Si usted es insultado por el nombre de Cristo, son bendecidos, para el espíritu de gloria y de Dios se basa en. 15 Si usted sufre, no debería ser como un asesino o ladrón o cualquier otro tipo de criminal, o incluso como un entrometido. 16 Sin embargo, si usted sufre como cristiano, no te avergüences, pero gracias a Dios que llevéis ese nombre. (1 Pedro 4:12-16 NIV)

Hay una gran lección para ti y para mí para aprender en este mis amigos. Yo no conozco a nadie que haya tenido que sufrir como el apóstol Pablo, o Simón Pedro, Pastor Wurmbrand o, pero sí sé la gente que han tenido amigos que los ridiculizaban o alienados ellos debido a su compromiso con Cristo. Gente que he conocido que trabajaban para jefes incrédulos que trataron de hacer sus vidas miserables, quien se burló de su fe en cada oportunidad que tuvieron, y trató de conseguir que los demás en la oficina para acosarlos, así. He conocido a niños en la escuela que han sido etiquetados por sus compañeros de clase, ya que su compromiso con Cristo les impidió hacer algunas de las cosas que la mayoría de los niños hacen. Uno de los momentos más solitarios de mi vida fue mi primer año en la universidad. Sólo había otro creyente en mi equipo y él era una persona mayor. Me enteré de que la tercera edad y estudiante de primer año no se mezclaban, incluso si fueran hermanos en Cristo. Siempre había algunas cosas locas pasando con las niñas, drogas, y alcohol, pero yo era un nuevo creyente, Yo había hecho un compromiso de vivir para Cristo, y yo estaba en serio. Como resultado, Pasé un montón de tiempo a solas o en la Unión de Estudiantes Bautista, que reunió su propio equipaje con ella.

La vida de Pablo fue comisionado

Había otro aspecto de la vida de Pablo que él quería que los creyentes que debe saber sobre el propósito de reforzarlas y traerlos comodidad. Pablo quería que supieran que su vida no era su elección. La Nuevo estándar americano traducción de nuestra Escritura dice,

... Me hicieron un ministro, por el don de la gracia de Dios que me fue dado según la operación de su poder. A mi, Por lo menos de todos los santos, fue dada esta gracia, a predicar a los gentiles las inescrutables riquezas de Cristo ... (Efesios 3:7-9 NAS)

Pablo no estaba de camino a la iglesia cuando conoció a Jesús. Él estaba en camino para arrestar a los cristianos, él era el enemigo público número uno de la causa de Cristo, y sin embargo, cuando se dirigía a buscar a los cristianos, que fue buscado por el Señor. Le llamó la atención ciega, llevado a la ciudad, y el Señor iba delante de él para dar instrucciones a un hombre piadoso llamado Ananías. Al oír Ananías que el Señor quería que ir y poner las manos sobre Saulo para que pudiera recuperar su vista, Ananías vaciló. En Hechos 9:15-16 nos enteramos de lo que pasó después. Léanlo conmigo.

15 Pero el Señor le dijo a Ananías, «Ve! Este hombre es mi instrumento elegido para llevar mi nombre ante los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel. 16 Yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre.» (Hechos 9:15-16 NIV)

Dios tenía un propósito para la vida de Pablo. Él tenía un plan para la vida de Pablo. Llevar el Evangelio a los gentiles sería la obra de su vida. Es por eso que Pablo puede escribir a las personas en Éfeso, en el final de nuestra Escritura para esta mañana, y decir con confianza,

13 Te pido, por lo tanto, no desanimarse a causa de mis tribulaciones por vosotros, las cuales son vuestra gloria. (Efesios 3:13 NIV)

Pablo no se sentó, y una lluvia de ideas de todas las posibles carreras que podía perseguir. No, estaba hecho un ministro, un sirviente, del Evangelio. Él fue humillado que Dios elegiría él. Estaba abrumado que Dios lo usaría. Debido a su comprensión del cambio radical de dirección que él había experimentado en su vida, él estaba más que dispuesto a hacer lo que Dios le llamó a hacer, ir a donde el Señor lo llamó para ir, y fielmente proclamar la verdad de Dios sin importar el precio a pagar. Él quería que los gentiles y los Judios en Éfeso para saber que el misterio del Evangelio, el misterio del plan de Dios para llevar a los Judios y gentiles juntos como un solo pueblo, era un mensaje que iba a dar a conocer sin importar el precio que tenía que pagar.

Menos que el más

Pablo nunca perdió de vista la gracia de Dios que lo había tomado de dónde estaba y lo convirtió en un mensajero, un servidor del Evangelio. Pablo escribió a su joven amigo en el ministerio, Timoteo, y dijo,

12 Doy gracias a Cristo Jesús nuestro Señor, que me ha dado fuerza, que consideraba mi fiel, nombrarme a su servicio. 13 A pesar de que una vez fui un blasfemo, un perseguidor y un hombre violento, Se me mostró misericordia porque lo hice por ignorancia y la incredulidad. 14 La gracia de nuestro Señor se derramó sobre mí con abundancia, junto con la fe y amor que es en Cristo Jesús. 15 Aquí es digno de crédito y merece ser aceptado: Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores–de los cuales yo soy el peor. 16 Pero por esa misma razón se me mostró misericordia para que en mí, el peor de los pecadores, Cristo Jesús pudo mostrar su infinita como un ejemplo para los que habrían de creer en él para vida eterna. (1 Timoteo 1:12-16 NIV)

Es tan interesante ¿verdad? Miramos a Pablo como una especie de súper humana, algún tipo de santo que era muy diferente a todo lo que somos o espero ser, y sin embargo, Pablo describió a sí mismo en su carta a Timoteo como el peor de todos los pecadores. En nuestra Escritura para hoy, Pablo describió a sí mismo a la gente en Efeso como "Menos que el más pequeño de todos los santos." En su carta a las personas en Corinto, Pablo escribió,

9 Porque yo soy el más insignificante de los apóstoles y que ni siquiera merezco ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios. 10 Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia para conmigo no tuvo efecto. No, He trabajado más que todos ellos–pero no yo, sino la gracia de Dios que fue conmigo. (1 Corintios 15:9-10 NIV)

La semana pasada, como he estado leyendo estas Escrituras y ser recordado de la perspectiva de Pablo acerca de quién era y lo que Dios había hecho, He pensado en mi propia vida y la vida del Cuerpo de Cristo en nuestra nación. Cuál es la diferencia entre los dos? Pablo nunca perdió de vista el hecho de que se trataba de la gracia de Dios. Estaba abrumado por la gracia de Dios. Hoy, muchos de nosotros hemos perdido de vista este hecho. Miramos a nuestro alrededor y la conclusión de que somos gente "buena". No estamos tan mal como otros. Nuestra bondad se ha movido la gracia de Dios en las sombras de mis amigos. Como resultado de esto hemos perdido nuestro fuego, nuestra pasión, para llevar la Palabra de Dios a los demás.

Estoy convencido de que la razón por la que Pablo y los seguidores de Jesús que nos han precedido pudimos lograr tanto con tan poco es porque estaban convencidos de que lo que Dios había hecho por ellos Quería hacer por los demás. El agente, el instrumento del poder de Dios, era su Palabra. Proclamaron su Palabra en todo momento. Compartieron su Palabra cuando era conveniente y cuando no lo era. Pusieron nada antes de hacer su Palabra sabe que todas las personas.
¿Cómo somos diferentes hoy? ¿Cómo es que un hombre logró tanto mientras que una nación entera de los seguidores de Jesús están logrando tan poco? No estoy siendo negativo-estoy simplemente hacer un balance de dónde estamos como pueblo de Dios en esta nación. Piense en esto conmigo por un minuto. Esos primeros creyentes arriesgaron sus propias vidas por la causa del Reino, para enseñar la verdad de Dios a aquellos que necesitaban oírlo. Al leer el libro de los Hechos y aprendemos sobre la historia de la Iglesia primitiva nos encontramos con ellos corriendo en problemas una y otra vez para hablar acerca de Jesús, para la enseñanza de la verdad de lo que Dios ha hecho. En el último capítulo de Efesios, mientras que Paul está en la cárcel, se pregunta la gente en Efeso que oraran por él. ¿Sabes lo que él les pide que oremos acerca? ¿Es que él podría salir de la cárcel tan pronto como sea posible? No en su vida!

19 Oren también por mí, que cada vez que abro la boca, palabras pueden me ha dado para que yo sin miedo para dar a conocer el misterio del evangelio, 20 por el cual soy embajador en cadenas. Oren para que lo proclame valerosamente, como debería. (Efesios 6:19-20 NIV)

"Oren para que lo proclame valerosamente, como debo hacerlo ". Nada menos se debe esperar entonces que iba a proclamar sin miedo! Pablo no sería tranquilo. Él no dejaba de proclamar la Buena Nueva. Dios había hecho demasiado grande una obra en la vida de Pablo para él mantener a sí mismo. Dios le había revelado el misterio del Evangelio a Pablo, Se había mostrado Paul Su gracia, Él le había hecho un portavoz de la causa del Reino, y las verdades de Dios tenían que ser compartido con todo el mundo sin importar el precio que debe pagarse. Martyn Lloyd-Jones escribe,

Que hombre! Lo que un cristiano! Algunos de nosotros sería mucho más popular en la Iglesia, así como en el mundo, si no decimos ciertas cosas. Si un predicador quiere ser popular nunca debe ofender. Pero Pablo no quería ser popular. Se le dio la verdad, y predicó toda la verdad; que retuvo nada. Si él sólo había ocultado este aspecto particular de todo hubiera sido así. Pero no, él dice, Me dijeron que predicarlo, mi Señor me ha enviado a los gentiles, así como a los Judios. Así que él está sufriendo mucho gusto por ellos. (Jones, Martyn Lloyd. Las inescrutables riquezas de Cristo: Efesios 3. pg. 22)

Los que han seguido a Jesús a través de los siglos han estado dispuestos a sufrir todo tipo de persecución y el ridículo, simplemente por el privilegio de enseñar la verdad de Dios. En nuestros días, en nuestra tierra, estamos demasiado preocupados por lo que la gente va a pensar, si vamos a ser visto como controversial o divisiva, o si otros nos gustaría. Somos los vasos de la verdad de Dios a una nación que vive en la oscuridad. Somos el portavoz de los misterios del Evangelio y no podemos darnos el lujo de permanecer en silencio.

Ha habido un cambio suceda algún lugar del camino que está dificultando en gran medida la causa del Reino. Esos primeros creyentes, y algunos creyentes en otras partes del mundo de hoy, anhelado para escuchar la Palabra de Dios y aprender la Palabra de Dios, para que luego pudieran compartir la Palabra de Dios. Cuando estaba en el Plano, Tejas nuestro pastor viajó un par de veces a Onitsha, Nigeria para enseñar la Biblia. David encantó ir porque la gente estaba tan hambriento de aprender más y más sobre la Palabra de Dios. Caminaban por millas y millas de distancia simplemente para escuchar a David enseña la Palabra de Dios. David enseñaría durante horas y horas y luego le pediría no parar. "Más, enseñarnos más ".

Hoy, en nuestro país, en nuestra ciudad, no es suficiente con enseñar la Palabra de Dios. Usted tiene que tener todas las campanas y silbatos para ir junto con él. Si realmente quiere una iglesia que crece y se hace un amplio impacto, entonces tienes que tener Michael W. Herrero, Fred Hammond, o Darlene Zschech cantar plomo, usted tiene que tener la última y más fascinante tecnología para impresionar a su público, y usted tiene que tener un equipo "creativo" para armar adoración "experiencias." Hay muchas iglesias que utilizan estas "herramientas" para ministrar, pero estoy convencido de que "campanas y silbatos" no son tan eficaces para equiparnos para la vida, ensayos, y la persecución como el simple estudio de la Palabra de Dios. También estoy convencido de que si la persecución generalizada alguna vez llega a esta nación no estaremos preparados para colocarse fuerte para la causa del Reino.

Es la Palabra de Dios que nos educa, nos inspira, nos convence, y nos capacita para estar en la cara de los ensayos de cualquier tipo y ver que Dios está en el trabajo. Es mi oración esta mañana que se le anima por las palabras de Pablo escritas a la gente en Efeso. Es mi oración que se llega a entender la comodidad y la fuerza que viene de aprender acerca de la soberanía de Dios Todopoderoso. Es mi oración que esta mañana se puede oír la voz de Dios te llama, como llamó a Pablo, y que Él te pondrá en una nueva pista, en una nueva dirección a partir de hoy. El primer paso a una nueva vida comienza a los pies de la Cruz mis amigos. Es sólo a través de lo que Dios ha hecho por ti y para mí a través de la vida de Jesús, muerte, y resurrección que podemos llegar a conocer la vida, incluso la vida eterna, y comenzar a vivir para Él hoy. ¿No le gustaría invitarlo a entrar en tu corazón esta mañana?

Mike Hays
Britton Christian Church
922 NW 91a
OKC, OK. 73114
Febrero 26, 2012

Compartir la verdad sea cual sea el costo
Efesios 3:1-13